14/09/2017

España desaprovecha un tercio de su talento

Nos enfrentamos a una crisis de talento mundial". Así de tajantes se muestran los expertos del Foro Económico Mundial, conocido comúnmente como Foro de Davos por celebrar en esa ciudad suiza su asamblea anual. En su Informe de capital humano presentado hoy se incluye un índice según el cual solo se ha desarrollado el 62% del potencial de capital humano existente en todo el mundo.

Así, tan solo 25 países aprovechan el 70% o más de todo el talento de sus trabajadores; si bien la mayoría de Estados solo dispone de entre el 50% y el 70% de su capital humano y hay 14 países, por debajo del 50%.

España obtiene una mala puntuación. Según este análisis comparado, los autores del informe alertan de que aprovecha el 65,6% del potencial talento de sus ciudadanos, solo ligeramente por encima de la media mundial. En otras palabras: España desaprovecha más de un tercio de su capital humano.

De esta forma, la economía española ocupa el puesto 44 de los 130 países analizados y se sitúa a la cola de los Estados de la Unión Europea. De hecho, solo Grecia utiliza menos porcentaje de su capital humano, al aprovechar el 64,6% de su capital humano.

Este foro denuncia que "los esfuerzos por desarrollar todo el potencial económico de las personas, (en países en cualquier fase de desarrollo) se están quedando cortos debido a un despliegue ineficaz tanto de habilidades en la fuerza de trabajo como en el desarrollo de habilidades futuras, y también como consecuencia de una falta de oferta adecuada de formación continua para quienes están ya trabajando".

En definitiva, explican que la adquisición de habilidades no acaba con una educación formal, sino que el desarrollo del capital humano requiere también la aplicación y acumulación de habilidades mediante el trabajo. Pero si esta ecuación falla, "por desgracia, es frecuente que las economías posean el talento requerido, pero que no consigan desplegarlo", añaden.

El top ten del listado de países que más capital humano aprovechan está copado en esta edición del informe por un buen número de pequeños países europeos (Noruega, Finlandia, Suiza, Dinamarca y Eslovenia). Solo dos grandes potencias económicas han logrado entrar en este selecto grupo: Estados Unidos y Alemania, que ocupan los puestos cuarto y sexto, respectivamente.